Ganador del II Concurso de Carteles Codorníu Ars Collecta

El director de arte Antonio Domínguez, ganador del II Concurso de Carteles Codorníu Ars Collecta

Sergio Fuster, CEO de Codorniu y Antonio Valdes, ganador II Concurso de carteles Codorniu Ars Collecta. Foto: Ferran Nadeu

Sergio Fuster, CEO de Codorniu y Antonio Valdes, ganador II Concurso de carteles Codorniu Ars Collecta. Foto: Ferran Nadeu

El director de arte Antonio Domínguez ha ganado la segunda edición del concurso de carteles de Codorníu con la ilustración digital “Momentos Codorníu”. Las finalistas han sido la ilustradora Anna Carazo; la artista Sandra Modrego; la primera artista NFT española Gala Mirissa; y la diseñadora gráfica, artista y bailarina Mariana Schrader, con un premio de 2.000 euros cada una. El ganador ha conseguido un premio de 10.000 euros.

El concurso ha reunido 300 obras de participantes procedentes principalmente de España y de diferentes países de Europa y Latinoamérica. Más de un siglo después de la primera campaña de cartelería modernista del mundo del cava, que en 1898 revolucionó la publicidad de nuestro país de la mano de artistas como Ramón Casas, Miquel Utrillo, Julio Tubilla y Sebastià Junyent, entre otros, la bodega más antigua de España ha celebrado el segundo concurso de carteles ‘Codorníu Ars Collecta

La primera edición contribuyó, hace casi 125 años, al legado artístico del país con una importante imprenta cultural para la historia artística y publicitaria. El actual concurso de carteles, que ha sido un éxito de participación, es un reflejo de las corrientes artísticas y formatos del siglo XXI: desde GIFTs animados a esculturas de neón pasando por bordados, ilustraciones digitales, animaciones o acrílicos.

En palabras de Sergio Fuster, CEO de Raventós Codorníu, “podemos afirmar que este concurso ha sido un éxito y que las obras finalistas merecen estar expuestas en las mejores galerías de arte del mundo. Lo que de verdad tiene valor para Codorníu es poder suscitar al elenco de artistas que, como ya pasó hace 125 años, firmen un nuevo capítulo de la historia del arte de este país”.

 

Jurado y Finalistas II Concurso de carteles Codorniu Ars Collecta. Foto: Ferran Nadeu

Jurado y Finalistas II Concurso de carteles Codorniu Ars Collecta. Foto: Ferran Nadeu

EL JURADO 

Un jurado formado por profesionales nacionales e internacionales de referencia en el sector del arte y el diseño ha escogido a la obra ganadora y a las cuatro finalistas, que reciben un premio de 10.000 euros la primera y de 2.000 € cada una de las finalistas: Ainhoa Grandes, presidenta de la Fundación MACBA; Antoni Muntadas, artista internacional; Stein Olav Henrichsen, Former Director del Museo Munch de Oslo; Emília Ferreira, directora del Museo Nacional de Arte Contemporáneo del Chiado de Lisboa; Alessandro Allemandi, director de Il Giornale dell’Arte; Pati Núñez, consultora de arte, arquitectura y comunicación; y Sergio Fuster, CEO de Raventós Codorníu.

El vínculo de Codorníu con el mundo del arte y la cultura se remonta a sus orígenes. Desde el diseño y la construcción de la bodega por parte del conocido arquitecto Josep Puig i Cadafalch –discípulo de Gaudí– y su declaración como Monumento Histórico Artístico Nacional, hasta el reconocimiento de la compañía como una de las pioneras en el mecenazgo cultural, que ha tenido como resultado piezas de arte icónicas como la obra Ambar y Espuma de Ramón Casas.

 

 

 

EL GANADOR 

Antonio Domínguez, ganador del concurso ‘CODORNÍU ARS COLLECTA’ 2022, con la obra “Momentos Codorníu”

Momentos Codorniu, cartel ganador II Concurso de Carteles Codorniu Ars Collecta

“Momentos Codorniu” de Antonio Domíngez, cartel ganador del concurso

El director de arte Antonio Domínguez gana el concurso de Codorníu con la ilustración digital “Momentos Codorníu”. El artista escenifica diferentes momentos de disfrute, desconexión o reflexión donde el cava se convierte en el leitmotiv de las distintas situaciones con guiños a la arquitectura y al diseño tanto modernista como contemporáneo.

La obra ganadora es, en palabras del jurado, “un recordatorio de una época celebrativa sin ser nostálgica dentro de una tradición pictórica. Se trata de una propuesta llamativa y alegre con una vívida inspiración retro, pero con un claro toque contemporáneo. Con una expresión colorida y vivaz que habla a todos y se siente incluyente y divertida”.

 

 

 

 

 

 

 

 

FINALISTAS

Anna Carazo, finalista con la obra “Conexiones”

 

"Conexiones", de Anna Carazo

“Conexiones”, de Anna Carazo

Mediante una combinación de ilustración digital y tradicional, Anna Carazo nos muestra un trazo sutil que conecta la tradición con la vanguardia, que recoge la herencia de los que nos precedieron y avanza hacia nuevos retos. Una línea firme, envolvente, ligera y delicada une los recuerdos y los anhelos y ofrece una imagen sencilla, clara y contemporánea. “Conexiones” es una combinación de diferentes ilustraciones inspiradas en el legado artístico del concurso de carteles de Codorníu en 1898, a través de reinterpretaciones minimalistas y detalles de los diferentes carteles modernistas realizados por los artistas más destacados de la época. El conjunto de todos estos trazos compone la icónica forma de la botella de Codorníu Ars Collecta.

El jurado ha destacado la clase y la elegancia de esta obra, con una un efecto “chispeante” debido a la línea fina del dibujo. Considera muy interesante la técnica, la alegría y el uso del azul, así como la presentación de la botella como objeto escultórico al centro de la imagen.

 

 

 

Sandra Modrego, finalista con la obra “Codorníu, la magie du plasir”

 

“Codorníu, la magie du plaisir”, de Sandra Modrego
“Codorníu, la magie du plaisir”, de Sandra Modrego, es una invitación directa a disfrutar de los pequeños placeres como tomar una copa de cava. Se trata de una oda a la magia del disfrute, una oda a la vida. La intención principal del cartel es transmitir la idea de que la vida es una celebración en sí misma y resaltar que el deleite de la degustación del cava tiene una parte mágica que nos hace conectar con nosotros mismos y vibrar. El mensaje se plasma de forma poética a través de la representación de seis personajes que flotan sobre un fondo infinito de cava. Éstos disfrutan, sin preocupaciones, de un momento de placer en torno al cava (bebiendo o sujetando copas de cava o la botella). Los personajes transmiten movimiento, ritmo y alegría de vivir de forma contagiosa e inconsciente. Con el fin de traer a la memoria los orígenes del concurso y los valores filantrópicos de Codorníu, las figuras responden a una estética modernista.

El jurado destaca de esta propuesta su originalidad y elegancia cromática. Posee, además, humor, energía y es estéticamente moderna en su forma y concepto visual. Resulta una composición festiva universal, llena de celebración y diversión. Habla a todas las edades y culturas con un tono cálido y amable.

 

Gala Mirissa, finalista con la obra “Codorniu, moments to collect”

“Codorníu, moments to collect”, de Gala Mirissa

Gala Mirissa, nombre artístico de Gala Reglero, es la primera artista NFT española, reconocida tanto en España como en el exterior dentro del ámbito del cryptoarte y una de las mayores artistas digitales del siglo XXI. La propuesta seleccionada, “Codorníu, moments to collect’, es un GIFT con movimiento, una obra NFT creada mediante técnicas como la inteligencia artificial. Gala Mirissa nos recuerda con su trabajo que la vida está llena de momentos, pero que solo algunos permanecen en nuestra memoria. Se trata de los momentos mágicos. Son nuestras experiencias con amigos, familiares, parejas… momentos que guardamos en nuestro archivo mental y algunos de los cuales celebramos con el cava.

El jurado valora la valentía compositiva y la provocación formal al aunar planteamientos de ilustración tradicionales con fórmulas radicalmente contemporáneas de creación como la inteligencia artificial. El formato en movimiento del GIFT contribuye a evidenciar el contraste de planteamientos lo que suscita una reflexión en torno a la contemporaneidad y al papel y el futuro del arte.

 

Mariana Schrader, finalista con la obra “Codorníu NE/ON”

“Codorníu NE/ON” de Mariana Schrader

La artista colombiana celebra, con esta obra en neón, la coincidencia en 1898 de dos hitos: el primer concurso de carteles de Codorníu y el descubrimiento de los gases neón y xenón por los químicos británicos William Ramsay y Morris Travers. En palabras de su autora, estos dos hechos significaron una nueva época para la publicidad y la comunicación. “Codorníu Ne/on” es una instalación de luz, un cartel luminoso que, al registrarse fotográficamente, se convierte en cartel impreso.

La botella de Ars Collecta está dibujada con vidrio retorcido cargado de gas argón y usa como soporte una lámina acrílica con el logotipo de Codorníu, la etiqueta Ars Collecta y la copa. Este grabado se ilumina desde la base de la lámina con una franja de luz led.

El jurado ha apreciado la originalidad conceptual y la opción tecnológica elegida. La autora ha optado por un planteamiento contemporáneo para elaborar un proyecto con una representación dinámica de la botella Codorníu, estilizada con una línea luminiscente que guía toda la composición del cartel. La elección cromática resulta eficaz en evocar la frescura y el ambiente nocturno.

 

 

ACERCA DE CODORNÍU

 

Posters del primer concurso de carteles 1898

La historia de Codorníu se remonta al año 1551, cuando la ciudad de Nueva York aún no existía, Jaume Codorníu ya elaboraba vino en Sant Sadurní d’Anoia. Josep Raventós Fatjó innovó el negocio familiar y creó la industria que en 1872 elaboró la primera botella de cava por el método tradicional y devino la pionera del vino espumoso en España. En1885, Manuel Raventós, se puso al frente de la empresa, la dedicó exclusivamente a la elaboración de cava e inició su expansión internacional. Fue entonces cuando el arquitecto modernista Puig i Cadafalch diseñó la carismática y monumental Catedral del Cava.

Apasionado del mundo del arte y la cultura, Manuel Raventós organizó en 1898 un concurso de carteles artísticos para encontrar la imagen que ilustrase la categoría, clase, elegancia y genialidad mediterránea de los cavas Codorníu, que ya se exportaban a Cuba y Argentina. Grandes artistas como Casas, Utrillo, Tubilla y Junyent realizaron carteles publicitarios con retratos de bellezas femeninas del momento. El concurso se hizo célebre e hizo crecer el prestigio de Codorníu en todo el país y el extranjero, hoy las obras de arte ganadoras forman parte del actual patrimonio cultural de la casa Codorníu y de todo un país.

 

Leave a Reply

*